LO DEL BACALAO…

…llegó el momento de hablar de él. Y es que tanto decir que no me gusta, no me  gusta, cuando por fin lo he probado resulta que me encantó, si es que no se puede decir de este agua no beberé, ni este cura no se qué…el caso es que estuve en verano unos días en Portugal, y de pronto vi pasar delante de mí una fuente de patatas  doradas al horno que tenía una pinta insuperable y no me pude resistir a pedirlo, y la sorpresa es que el bacalao estaba dentro, y uhmm buenísimo.

Confieso que no tenía ni idea de cómo cocinar el bacalao, pero no he parado hasta hacerlo en casa, me traje la fuente de barro de Portugal y todo. Después de consultar varias recetas, me di cuenta que la clave del éxito está en desalar bien el bacalao, y que sean lomos altos. He tenido la suerte que las chicas de la Alacena del Gourmet del Mercado de la Paz (http://laalacenadelgourmet.blogspot.com.es/), lo han hecho por mí, por lo visto hay que cambiarle el agua 3 ó 4 veces durante 3 días, total que me lo llevé a casa en un envase con agua, listo para cocinar.

Aquí va la receta, aviso de antemano que esta vez no es nada light: un lomo de bacalao desalado de medio kilo, una cebolla mediana, mahonesa (como se verá más tarde hace falta bastante), 3 patatas, unos200 gde encurtidos (cebolletas, coliflor, aceitunas, pepinillos).

Primero, cortamos la cebolla lo más fino posible y la ponemos a pochar en una sartén con aceite de oliva, cuando empiece a tomar color le añadimos un chorrito de vinagre y lo dejamos que se dore un poco. Mejor dejarlo enfriar un rato. Ponemos el bacalao en la fuente de barro, la cebolla ya dorada por encima y lo cubrimos con mahonesa, se mete entonces en el horno a temperatura media180 ºCdurante unos 10 minutos, la mahonesa debe quedar dorara por arriba, en ese punto lo sacamos.

 

Las patatas, se cortan en rodajas finas, se pueden freír un poco pero yo las he hecho en el Lekue, que es comodísimo, y además no se mancha nada. Se ponen las rodajas, un poco de sal, un chorrito de aceite se mete el recipiente bien cerrado en el microondas a la máxima potencia 8 minutos.

Se colocan las patatas, por capas para cubrir todo el bacalao, y por encima los encurtidos, lo metemos la horno otra vez durante unos 20 minutos hasta que las patatas queden bien doraditas.

 

¡¡Que pinta eh!! Estaba buenísimo, casi casi como el de Portugal.

Por supuesto que cociné con música, pero esta vez tenía una cantinela de fondo que venía de mi infancia, no he encontrado la música, pero si la letra:

                   “ No me mates con tomate,

                  mátame con bacalao,

                   no lo pongas en remojo,

                   que a mí me gusta salao.”

 La verdad, creía que eran cosas de mi madre, pero no, resulta  que forma parte de lo que llaman: Popurrí Canario.

 Y termino con otra frase mítica:

“Te conozco bacalao, aunque vengas disfrazao”

Comparte este artículo
Esta entrada fue publicada en CONFIESO QUE COMO. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>