ESCABECHANDO

A mis Rosas.

Sigo liada en la cocina cada fin de semana, tratando de encontrar nuevas recetas fáciles (y baratas) de hacer y que sirvan para llevarlas en el tupper para comer en la oficina. Tengo un grupo de amigas que nos autodenominamos 6 Rosas, amigas  desde el colegio y casi todas médicas, que nos vemos de vez en cuando y en general cuando quedamos es de “traje”, es decir tu traes esto, tú lo otro y así es más fácil para todas, pues bien en una de estas T (la ingeniera), trajo una solomillo de cerdo escabechado buenísimo y no he parado hasta conseguir la receta, y de paso me he metido en el maravilloso mundo de los escabechados.

Lo primero que he descubierto es que para que salgan realmente buenos, es importante el tipo y la calidad de los vinagres que vayamos a utilizar. Entre medias, y como pasa siempre, se me coló una entrevista para TV, sobre el poder curativo de los vinagres. De manera que me puse al día sobre el tema.

No es que se le puedan atribuir propiedades curativas, pero sí que tiene ciertas virtudes nutricionales que vale la pena tener en cuenta. Por ejemplo el ácido acético que es lo que le confiere el aroma y olor característicos, además de ayudar a la conservación de los alimentos, es un activador metabólico, esto es, facilita la digestión y hace que se quemen mejor los alimentos. O el resveratrol que contienen los vinagres de vino, es un potente antioxidante, esto es, combate los radicales libres y se traduce en una mejor calidad de la piel, lo que me ha hecho recordar a aquellas damas antiguas que bebían vinagre para mantener su cutis blanco. Y algo que me ha confirmado el por qué de la apetencia de algunas embarazadas por los encurtidos, resulta que no solo el vinagre contiene cantidades apreciables de calcio, sino que facilita su absorción y fijación en los huesos por lo que contribuye a la osificación del feto.

Así que me he hecho con una buena colección de vinagres de distintos tipos:

Y una mañana lluviosa empecé a escabechar. Como siempre hice 3 cosas a la vez, ya que una vez puestos no es nada difícil, solo un consejo, mejor dejarlo menos tiempo de lo que indican en las recetas, pues al dejarlo enfriar se terminan de hacer, si no puede quedar un poco seco.

Aquí van las recetas:

Solomilo de cerdo en escabeche

Ya que nos ponemos pues hacemos 3 solomillos de cerdo de golpe, primero los salpimentamos.  Ponemos en una cazuela un fondo de aceite y doramos 3 dientes ajos con  la piel, doramos también los solomillos, no mucho solo que cojan color, añadimos unos 10 granos de pimienta negra y 3 hojas de laurel

Luego poner un vaso de los de agua de aceite de oliva y medio de vinagre de vino blanco, y dejarlo cocer a fuego moderado durante 15-20 minutos, dar la vuelta a los solomillos a media cocción. Yo los deje 7 minutos por cada lado, y luego con el fuego apagado otros 5 minutos más, luego lo dejé enfriar en un tupper. Facilísimo y riquísimos!!

Bonito en escabeche

Para esta receta necesitamos:800 gde bonito (en trozos ya limpio de pile y espinas), 1/2 vaso de vinagre de manzana (100 ml.), 1 vaso de vino blanco (200 ml.), 1 cebolleta grande, 4 dientes de ajo, 12 granos de pimienta negra, 3 clavos de olor, 1 hoja de laurel, 2 ramitas de tomillo, unas 4 cucharadas de aceite de oliva, sal.

Quitamos el tallo verde y la raíz a la cebolleta y la cortamos  en juliana, los ajos los pelamos y los dejamos enteros. Ponemos un buen chorro de aceite en una cazuela, incorporamos la cebolleta y los ajos. Rehogar la verdura unos minutos hasta que esté un poco blanda, pero sin que llegue a tomar color.

Echar el vinagre, el vino y el resto de ingredientes menos el bonito. Cuando comience a hervir, añadir el bonito, taparlo y dejarlo hervir 2 minutos. A continuación dar la vuelta al pescado y dejar hervir dos minutos más. Apagar el fuego, apartarlo del calor y dejar dentro del escabeche. Si no se consume pronto, meterlo en la nevera  para su conservación. Dura hasta 20 días en perfecto estado.

Pavo en escabeche:

Este receta la podemos hacer con un pavo entero (si se tiene el recipiente adecuado)  o con un redondo de pavo que en realidad es una pechuga metida en una red. Necesitamos también: 2 cebollas grandes, 1 cabeza de ajos, 3 hojas de laurel, 1 cucharada de pimienta negra en grano, 2 clavos, 1 vaso de vino tinto, 1 vaso de agua, ½ vaso de vinagre de jerez, ½ vaso de coñac.

Se rehoga el pavo con la cebolla partida en trozos grandes (que quede bien dorado). Se echa el resto de ingredientes y se pone a fuego lento durante media hora dando la vuelta al redondo a mitad de cocción. Si se hace con el pavo entero hay que dejarlo una hora o más según el tamaño. No hace falta que el líquido cubra el pavo. De un día para otro está más rico, y dura como 15 días en la nevera.

Todos buenísimos y además cuanto más tiempo pasa mejor están. A la próxima voy a intentar intercambiar las recetas, por ejemplo hacer el solomillo de cerdo como el de pavo.

El día que cociné llovía mucho, pero como siempre tenía una música de fondo inspiradora, esta vez Ana Torroja, con la música que ha sido la banda sonora de nuestra época de Rosas jóvenes.

Comparte este artículo
Esta entrada fue publicada en CONFIESO QUE COMO. Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a ESCABECHANDO

  1. Cris dice:

    Este fin de semana hice el pavo escabechado. Ha salido riquísimo. Estuve pensando en pasar la salsita que se forma con los trozos de cebolla por la batidora, pero lo he dejado. Queda más rústico!

    saludos

    Cris

    • Marta dice:

      Qué bien Cristina, ya verás como mejora con los días. Ni se te curra pasar la salsa por la batidora, te voy a dar un truqi, con el liquido que sobre, mete en la lekue, unos pimientos verdes cortados en tiras( en crudo), por el escabeche y mételo en el micro 8 minutos, veras que manjar

  2. Marta dice:

    Hola Goria, que buena pinta tiene tu receta. La probaré yo también , aunque no tengo ola express…

  3. Cris dice:

    Ahhhh los escabechados!!! recuerdan a los veranos, las comidas al aire libre y las recetas de las abuelas. Te alabo el gusto, Marta. Yo he escabechado bonito y salmón.. a ver si “escabecho” el cerdo. Lo malo es que se suele desprender una salsita que … ay ese pan!!

  4. Maria dice:

    Buena idea lo del escabechado! Me estoy relamiendo con el solomillo de cerdo loncheado finito en una abundante ensalada. Ya te contaré como me sale. Gracias

  5. Hola Marta,
    di a tus Rosas gracias por la receta! Como sabéis a disfrutar! Escuchad medicas! Os va a gustar mi próxima post! Todo sanisimo en estos días, antes que empezamos con el turrón y las recetas navideños!
    Un Saludo de una no medica, sino apasinada Foodie alemána ! Me encanta COMER TODO, que me tiene prohibido el medico por el colesterol!:-(
    Que duro es esto! Por eso os pongo algo sano! Me refiero a m, y mii colesterol:-((((

    • Marta dice:

      Sophie danos el link de tu blog y lo subimos a facebook.

    • gloria benito dice:

      Qué casualidad!! yo hice el otro día conserva de bonito al natural. La receta tradicional es muy sencilla:
      1. Se salan con sal gorda las ruedas de bonito bien limpias de espina y piel. Media hora por cada lado.
      2. Se introducen los trozos en un tarro con 2/3 de vinagre y 1/3 de aceite.
      3. Se tapan con una tapa nueva. Muy importante para garantizar la duración de la conserva.
      4. Se introducen los tarros en un olla a presión con agua que cubra 1/3 de los tarros. Cocer 10 minutos desde que aparece el indicativo rojo o gire la válvula. Escurrir boca abajo sobre un paño.
      5. Guardar y comer. Buen provecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>